AFIRMACIONES Y JUICIOS


Cuando hablamos de FELICIDAD, tenemos que encarar un tema fundamental que es ¿Qué pensamos? ¿Cómo pensamos? y ¿Qué decimos cuando expresamos lo que pensamos?
El lenguaje es la manifestación de nuestro interior, de nuestra conciencia, de lo que sentimos. Pero si no sabemos distinguir las características del mismo, podemos caer en el error de confundir lo que es un juicio, con lo que es una afirmación.
Las afirmaciones son aquellas expresiones que describen una cosa o un hecho y que podemos constatar junto con otras personas. Por Ejemplo: Hay un niño con guardapolvo caminando por la vereda. Es algo que si nos asomamos por la ventana o salimos a la vereda, vamos a ver que es verdad. Ahora si salimos y no hay nadie, entonces esa afirmación será falsa. Si en cambio decimos: Mañana va a llover, esta afirmación queda sujeta a confirmación y entonces podremos decir que es verdadera, si mañana amanece con lluvia. En este caso, diremos que hay un mundo afuera de nosotros que se acerca, y nosotros le ponemos nombre o lo describimos.
Sin embargo, existe otro modo de lenguaje y son los juicios. En los juicios no es el mundo que viene a nosotros sino, nosotros que lo creamos. ¿Y cómo es ésto?
Por ejemplo si yo digo: Soy fea, soy linda, esa persona es mala.
Esta expresión es totalmente subjetiva porque pertenece sólo a mi mundo de percepciones. ¿Quién puede decir que Marilyn Monroe era linda o fea? ¿Quién puede decir que Tom Hanks era bueno o malo?
Aquí aparecen lo que se llaman "estándares". Tener estándares es una medida propia que le ponemos a las cosas.
Si dentro de mi standard de belleza, mi parámetro es: Medir 1,70mts, tener ojos verdes, cabello rubio ceniza, nariz recta y labios gruesos, entonces alguien de 1,65mts, ojos marrones, cabello negro, nariz curva y labios finos, va a ser feo o fea.
Si dentro de mi standard de bondad, mi medida es que no diga malas palabras, no levante la voz, no frunza el ceño, no use ironías y esté siempre atento a lo que necesito, entonces cualquiera de esos estándares que no se cumplan, convertirán a dicha persona en "mala".
Esto, que parece tan simple, nos complica la vida, porque vivimos haciendo juicios sin tener en cuenta de que es una cuestión de estándares. Que si tal vez, cambio mi standard de altura o color de ojos, una persona fea puede convertirse en bella, y que si cambio mi standard de las malas palabras o el tono de voz, alguien malo se me convierte en bueno.
Los juicios existen, están en nuestra vida, pero el error es cuando sin prestar atención lo convertimos en una afirmación: Fulana es mala. Mengano es bueno. Sultana es linda. 
Convertir un juicio en afirmación es darle entidad, es que no haya más posibilidad que decir que es verdad o mentira, y ¿cómo lo vamos a comprobar?
Está bueno hacer este ejercicio de mirar cuáles son mis estándares para juzgar, porque eso HABLA DE MI. Es mi mente, es mi conciencia, es mi ser interior el que está pensando y hablando. 
Si pusiéramos a un niño a vivir con animales, seguramente no tendría juicios para hacer, nadie le habría enseñado lo que es bueno, lo que es malo o lo que es lindo.
Cada vez que juzgo, hablo de mi, porque ese lenguaje sale de mi SER, de lo que soy.
Además de nuestros estándares, están los sociales y entonces pasamos la vida tratando de ajustarnos a ellos.
Tal vez sea hora de mirarnos desde un parámetro más alto de estima, vernos desde un ojo más compasivo y si empezamos por VERNOS con amor, nuestros juicios cambien. Tanto sea sobre nuestra persona, como sobre los demás.
NO PODEMOS VIVIR SIN JUICIOS PORQUE SON PARTE DEL LENGUAJE, PERO APRENDAMOS A SER CONCIENTES DESDE QUÉ SER INTERIOR LOS HACEMOS.

Comentarios

  1. Autobservación, sin juicios,primero a uno mismo, tomar conciencia y poco a poco darnos cuenta que de todos esos parámetros impuestos que nos condicionan tanto y condicionamos a la vez a quienes nos rodean. Cuando te das cuenta desde la autobservación, de que muchas opiniones son juicios, el lenguaje con que nos comunicamos cambia casi automáticamente después de varios ajustes jajaja. Mientras todo pasa inconscientemente y no esta ni bien , ni mal, simplemente corresponde al proceso de crecimiento. En cuanto al tema de la felicidad..........hay mucha tela por cortar , para algunos tiene un significado, para otros , muchas descripciones y mas alla de que esta indicada para muchos mas como un estado del ser, no me caso con ninguna jajaja, besos amiga y gracias por seguir nutriendo este hermoso blog. Graciela Zulet

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga! No había visto tu comentario. Gracias por aportar y sumar.

      Eliminar

Publicar un comentario

SI QUIERES DEJAR TU COMENTARIO, PUEDES HACERLO AQUÍ.

Entradas populares de este blog

ROLES EQUIVOCADOS

CUANDO NOS ARRANCAN LAS ENTRAÑAS

LA ENVIDIA